10 RECAMBIOS DE COCHES QUE NO DEBES COMPRAR EN UN DESGUACE

10 RECAMBIOS DE COCHES QUE NO DEBES COMPRAR EN UN DESGUACE

Os mostramos una lista con los principales recambios que no deberíais comprar en un desguace y os explicamos los motivos por los cuales es mejor optar por un recambio nuevo a la hora de sustituirlos.

Los desguaces son centros de reciclaje de vehículos fuera de servicio. En ellos, una vez desmontadas las piezas, se utilizan las que están en buen estado para revenderlas, también tienes la posibilidad de desmontarlas tú mismo, pero ¡ojo!, no siempre son buena compra.

Los componentes que se comercializan son de segunda o incluso tercera mano, así que si lo que necesitas o estás buscando es una pieza o recambio de alta calidad este será el último lugar donde lo encontrarás, esta misma condición es lo que permite que sus costos sean muy bajos.

Por esto, os mostramos una lista con los principales recambios que no deberíais comprar en un desguace y os explicamos los motivos por los cuales es mejor optar por un recambio nuevo a la hora de sustituirlos.

DISCOS DE FRENOS:

Los discos de freno son un componente básico del sistema de frenado de un automóvil y uno de los elementos de seguridad más importantes.
Siempre deben sustituirse conjuntamente con las pastilas de freno para que el desgaste sea igualitario por todos lados, evitando así desequilibrios, por tanto, si los adquieres en un desguace es muy probable que generen vibraciones o ruidos, o peor aún que se partan.

PASTILLAS DE FRENOS:

Al igual que los discos, forman parte de los sistemas de seguridad activa del vehículo.

AMORTIGUADORES:

Protegen a sus ocupantes y al propio vehículo frente a impactos, golpes y/o vibraciones. Se encargan de soportar el peso del vehículo, de absorber las irregularidades del asfalto y de garantizar una conducción segura en zonas con curvas. Juega un papel muy importante en diferentes áreas del vehículo como la suspensión, la dirección y el sistema de frenado, por lo que a la hora de sustituirlos la mejor opción es unos amortiguadores nuevos.
Aunque se sustituye cada 70 mil km aproximadamente, tan sólo mantienen el 100% de su eficacia durante los primeros 20 mil km.
Debes cambiar, como mínimo, los dos del mismo eje.
A no ser que tenga fugas de aceite en el exterior, es muy difícil saber cuántos kms ha recorrido observándolo a simple vista.
Tras cambiar los amortiguadores, deberás hacer el paralelo o de lo contrario los neumáticos se desgastarán de forma irregurlar. Si el amortiguador no está en buen estado, puede presentar fugas de aceite e incluso reventar en poco tiempo y la inversión no habría servido de nada.

NEUMÁTICOS:

Las ruedas son el único punto de unión del vehículo al suelo y son fundamentales en las frenadas de emergencia, para mantener la trayectoria en curva y transmitir la fuerza del motor al suelo. Al adquirirlos en un desguace nos podemos encontrar con que pueden tener un plano provocado en una frenada a fondo que genere vibraciones, pueden presentar un desgaste irregular si lo han montado automóviles con los amortiguadores en mal estado. Cada vehículo pisa y desgasta los neumáticos de una determinada forma, por tanto, si montas neumáticos usados por otro coche, aunque estén en buen estado no ofrecerán las mismas prestaciones que uno nuevo.

EL EMBRAGUE:

Es un elemento que tiende a romperse prematuramente por el mal uso o las malas costumbres del conductor, por lo que es difícil garantizar la eficacia y el buen estado en un embrague de segunda mano.
Recomendamos la compra de uno nuevo ya que es la única forma de garantizar que el funcionamiento será totalmente correcto y que no perjudicará el rendimiento de otros sistemas del vehículo que vayan asociados a este, como por ejemplo la caja de cambios.

BATERÍA:

Este tipo de elemento tiene una vida útil aproximada de unos cuatro años, aunque influirá en ello el uso que se le dé al vehículo, la calidad del producto y los despistes del conductor.
Aunque podría funcionar correctamente durante un tiempo, una batería usada no durará tanto como una nueva, además de que tampoco contará con una garantía, tal como sucede al adquirir una batería nueva.

AIRBARGS:

Los airbags son unos elementos de seguridad muy importantes en el coche, tanto es así que pueden salvarte la vida en situaciones de riesgo.
La mayoría de los airbags caduca a los 10 años, de modo que en caso de accidente es probable que no funcionen y sufras lesiones graves.

CORREA DE DISTRIBUCIÓN:

La razón por la que no se debe cambiar por una de segunda mano es porque en muchos casos será difícil determinar con exactitud la antigüedad de esa pieza o los kilómetros que ha recorrido con el vehículo donde venía montada originalmente. Instalar una de desguace, podría provocar la rotura de la correa de distribución y afectar seriamente a distintos elementos del motor.

BOMBA DE AGUA:

Debido al reducido coste de este elemento y a su importancia dentro del sistema de refrigeración del motor, se aconseja siempre instalar una bomba de agua nueva y no una procedente de desguace.

RODAMIENTOS O COJINETES DE RUEDA:

Los rodamientos o cojinetes de rueda son los elementos que permiten la rotación y el guiado de las ruedas en un vehículo. Si el rodamiento se encuentra defectuoso, presentará holguras y podría terminar rompiéndose.
Debido a que las ruedas son el único punto de unión entre nuestro vehículo y el asfalto, es imprescindible sustituir los rodamientos o cojinetes de rueda desgastados por recambios nuevos.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información