¿Cuál es el mejor aceite para el motor?

¿Cuál es el mejor aceite para el motor?

¿Sabías que la mayoría de las averías que se registran son consecuencia de un mal mantenimiento?

Si crees que lo más importante que hace el aceite de tu motor es lubricarlo, estás equivocado.
Además de formar una película sobre las superficies metálicas de vital importancia y de esta manera ?separarlas? para reducir la fricción y el desgaste, la película de aceite también actúa como un amortiguador, sirve como refrigerante para las piezas del motor críticas tales como los cojinetes del cigüeñal o el tren de válvulas pero además, te ayudará a consumir menos combustible porque una buena lubricación significa una menor fricción y por lo tanto, una menor resistencia de las piezas móviles internas.
El aceite también ayuda a prevenir la oxidación y la corrosión en el interior del motor y mantiene las superficies limpias disolviendo y llevándose los depósitos de suciedad y posibles desechos de desgaste al filtro de aceite que tratará en la medida de lo posible de filtrar el aceite del circuito y devolverlo libre de impurezas.

¿Qué es lo más importante que debo de saber sobre el aceite?

Entre los términos más importantes del aceite nos encontramos con la viscosidad . La verdad es que salirse de las recomendaciones del fabricante no es lo ideal ya que si nos pasamos con la viscosidad, la mecánica encontrará más resistencia y esto a la larga puede redundar en averías.
El término viscosidad se refiere a la facilidad con que el aceite trabaja y fluye a una temperatura específica. Los aceites menos viscosos cuentan con una consistencia más acuosa y fluyen mejor a bajas temperaturas que los aceites más viscosos.
Un aceite ligero trabaja mejor en frío y reduce la fricción mientras que uno más viscoso es mejor para mantener la resistencia de la película y la presión del aceite a altas temperaturas y cargas.

¿Cómo se determina la viscosidad del aceite?

El grado de viscosidad de un aceite de motor se determina en un laboratorio por una Sociedad de Ingenieros especializados en automóviles que también conocerás por sus siglas en inglés (SAE) mediante un procedimiento de prueba.
Las calificaciones de viscosidad para aceites de motor usados suelen oscilar entre 0 hasta 50. La ?W? después del número significa ?winter? (invierno) y representa la viscosidad del aceite a cero grados Fahrenheit, temperatura que equivale a -17,7 °C.

Los aceites de motor de baja viscosidad por lo general son los ?0W? y ?5W?. También hay 10W, 15W y 20W pero conforme aumentamos la ?W? nos metemos en la zona de los aceites de motor de mayor viscosidad y por lo tanto, más adecuados para el funcionamiento a altas temperaturas.
Cabe destacar que la mayoría de los aceites para motores modernos están formulados a partir de diversos grados de aceite incluyendo aceites refinados del petróleo crudo y refinados de aceite reciclado. La materia prima de base determina las características de lubricación del aceite y por eso los aceites de viscosidad múltiple contienen polímeros que mejoran el índice de viscosidad y que alteran la forma en que el aceite fluye a temperaturas altas y bajas.
Los aceites multigrado fluyen bien a baja temperatura para facilitar el arranque pero son capaces de conservar la viscosidad y la resistencia de la a altas temperaturas para proporcionar una adecuada resistencia de la película y la lubricación.
Si no existiesen los aceites multigrados, un aceite ligero como puede ser un 10W diseñado para climas fríos, no proporcionaría una lubricación adecuada para el clima caliente o la conducción a alta velocidad. Del mismo modo, un SAE40 probablemente se haría demasiado grueso a bajas temperaturas por lo que el motor no podría moverse adecuadamente.
Como ves, la solución está en los aceites multigrados ya que tienen una gama de viscosidad amplia que se indica por una calificación de dos números. Los grados más populares hoy en día incluyen 5W-20, 5W-30, 10W-30, 10W-40 y 15W-40. El primer número con el ?W? se refiere a la viscosidad a temperatura fría, mientras que el segundo número se refiere a su viscosidad a alta temperatura.

Pero? ¿qué viscosidad debo usar?

La mayoría de los fabricantes de vehículos de hoy especifican 0W-30 o 5W-30 para la conducción durante todo el año. Algunos también especifican 10W-40 o 0W-20 aunque lo mejor es que consultes el apartado de lubricación de tu manual de usuarios, donde localizarás la tabla de mecánicas con las recomendaciones del fabricante (Hay varillas de aceite que también están grabadas).

¿Debo utilizar el mismo aceite a lo largo de toda la vida del motor?

Aquí hay opiniones para todos los gustos. A medida que aumenta el kilometraje también aumenta el desgaste interno de las piezas del motor haciendo que algunas de ellas cuenten con mayor desajuste o holguras. Es por esto que puede ser aconsejable cambiar a un grado de viscosidad ligeramente superior para prolongar la vida del motor, reducir el ruido y el consumo de aceite. Por ejemplo, si un motor originalmente debía usar un 5W-30 cuando lleguemos a los 200.000 km deberíamos de cambiar a un aceite 10W-40.

¿Por qué es necesario cambiar el aceite?

Independientemente de la calificación, la viscosidad o la marca que compremos, el aceite con el tiempo pierde propiedades y tienen que ser cambiado.
Además de esto, el aceite se ensucia.

Con el aumento del kilometraje, el aceite pierde su rango de viscosidad y empieza a acumular suciedad, humedad, ácidos, hollín, polvo y partículas de metal de desgaste normal.
Realmente no se puede decir mucho acerca de la condición del aceite por su apariencia sólo, porque la mayoría del aceite se vuelve marrón oscuro o negro después de unos kilómetros, pero es al microscopio donde nos encontramos con las diferencias.
El filtro de aceite atrapará la mayoría de los contaminantes sólidos, y el sistema de ventilación positiva del cárter (PCV) acabará con muchos de los contaminantes siempre y cuando demos tiempo a que este sistema actúe, sin embargo no eliminamos el 100% y con el paso del tiempo todo se va acumulando.
La duración del aceite depende de muchos factores, incluyendo las condiciones de conducción (velocidad, carga, tiempo de inactividad, etc.), factores ambientales (temperatura, humedad, suciedad en el aire), y el desgaste del motor. Como norma general, la mayoría de los expertos recomiendan cambiar el aceite al menos una vez cada 15.000 km o 1 año, lo que antes se alcance, eso sí, esta cifra disminuye en función de las exigencias, el clima, y demás factores anteriormente mencionados. Si no usas el coche, también conviene cambiarlo debido a que los aditivos y el aceite se deterioran al año y aunque en apariencia el aceite esté limpio y bien, su viscosidad puede ser incorrecta.

¿Qué tipo de aceite de motor se debe utilizar?

Hay tres tipos básicos de aceite de motor: mineral, sintético y mezclas sintéticas.
Los aceites minerales se refinan a partir de material bruto y tratado con aditivos tales como detergentes, mejoradores de viscosidad, agentes anti-desgaste y de corrosión, oxidación e inhibidores de espuma para mejorar su rendimiento.
Los sintéticos son artificiales y altamente refinados para proporcionar la mejor lubricación posible bajo la más amplia gama de condiciones de funcionamiento, incluyendo temperaturas extremas, tanto calientes y frías. Los aceites sintéticos proporcionan una protección superior a la temperatura funcionan mejor en frío y reducen la fricción.
Las mezclas también están disponibles como una alternativa más asequible. Una mezcla, obviamente, no puede ofrecer todos los beneficios de un sintético puro al 100 por cien, pero es sin duda un paso adelante respecto a un aceite convencional.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información